XILITLA SAN LUIS POTOSÍ Y SU MAGIA

México Extraordinario 16 Diciembre 2016
Armando de la Garza

Población, cubierta por una exuberante vegetación, forma parte de la húmeda Huasteca Potosina, ubicada en el corazón de México. Xilitla es un encantador poblado que alberga elegantes casonas, y al mismo tiempo, a la última selva en el continente americano si lo recorremos de sur a norte.

screenshot_20161216-181517

Entre sus calles principales es posible divisar su esencia tropical que se conjuga con la majestuosidad de una ciudad próspera gracias a las zonas cafetaleras de la región, razón por la que se le llegó a conocer como la “Atenas Huasteca”.
La sofisticación que se respira en Xilitla es palpable no sólo en sus construcciones, sino también en la tradición de sus habitantes.
Las cascadas, montañas y vegetación abundante lo convierten en el lugar ideal para el turismo de aventura.
Sin embargo, la fama y el misticismo que rodean a este Pueblo Mágico en los últimos tiempos se deben, en buena parte, a Las Pozas, el único jardín escultórico surrealista que existe en el mundo y que contempla un espacio de formas caprichosas que dan rienda suelta a la imaginación.
Pero Xilitla no olvida su pasado náhuatl y tének, el cual expone con todo su esplendor en el tianguis dominical, al son del huapango, y con la preparación de los exquisitos zacahuiles, que consisten en tamales de hasta dos metros ideales para compartir.
screenshot_20161216-181449
La fama actual de Xilitla se debe en gran parte a Las Pozas. Entre una vegetación abundante surge esta serie de construcciones oníricas, donde el millonario inglés Edward James quien lo utilizó como lugar de descanso fijó varias esculturas surrealistas que se comunican por laberintos y caminos caprichosos.
Entre las composiciones sobresalen: “La escalera al cielo” y “El camino de las 7 serpientes”, donde cada escultura representa a un pecado capital. Todas estas figuras tuvieron que ser vaciadas primero en madera para formarse como si fueran un rompecabezas.
Parte del encanto de este lugar es que parece que las esculturas están incompletas y que desafían al tiempo y al espacio. Dentro del mismo jardín hay una serie de cascadas, donde “La cascada del General” es la más bella e impresionante.
En Xilitla no dejes de probar los deliciosos zacahuiles y el sabroso café y el piloncillo de la zona. También, aquí podrás adquirir artesanías de San Pedro Huitzquilico, como joyería de semillas, figuras de barro y utensilios de madera de mora, la cual se dice es la más dura y resistente. No dejes de disfrutar de la música y el baile de la huapangueada, basada en el género tradicional del pueblo.
Antiguamente, Xilitla era conocido por los huastecos como Taziol, pero cambió su nombre por éste de origen náhuatl cuyo significado tiene dos interpretaciones: “entre los caracolillos” o simplemente “lugar de chile”.
Las Pozas
Sin duda este original y único espacio es el mayor atractivo de Xilitla. A tan sólo 3 km del pueblo se ubica este jardín escultórico surrealista, creado por el millonario Edward James, ahijado del rey Eduardo VII de Inglaterra, a partir de 1949.
La pretensión de Las Pozas es darle vida a una ciudad perdida y laberíntica en medio de la selva. Y esa misma sensación es la que logra: columnas invertidas, ventanas góticas, jacuzzis con forma de ojos y flores de piedras cubiertas de musgo son algunas de las esculturas que retan al sentido común y a la ley de la gravedad.
El jardín abarca 30 hectáreas que incluyen piezas de distintos estilos y caminos y escaleras que dirigen a ninguna parte. También cuenta con una estructura llamada “El Castillo” a la que Edwards llamó “arquitectura integrada a la naturaleza” y que actualmente funciona como posada.
Muy cerca de Las Pozas está el temazcal Los Comales donde, además de vivir una relajante experiencia, podrás observar la impresionante cascada que constituye uno de los secretos mejor guardados de Xilitla.