Punto de Inflexión para la Industria de Reuniones en México. Por: Eduardo Chaillo, CMP, CMM, CASE

- Blog México Extraordinario -

México Extraordinario 14 Agosto 2019
El Gobierno de México, en su nueva administración, ha tomado una serie de decisiones relativas al sector de viajes y turismo que impactarán de una u otra manera la forma de
interrelacionarse entre los actores de las diferentes actividades que se relacionan con él.

Por otro lado, durante estos últimos años, ha habido una reorganización,
consolidación y reconocimiento relevante alrededor de la industria de reuniones, de las organizaciones que la
representan, así como un aumento de la competitividad de México en el mercado global de congresos, convenciones, exposiciones y viajes de incentivo grupales.

Estas dos circunstancias abren varias avenidas de oportunidad, que, en mi opinión, deben aprovechar los jugadores
de esta vibrante y rentable industria:

Primero, demostrar de una vez por todas, que, aunque esta actividad de reuniones se intersecta con la industria turística (en algunos de sus proveedores, en la promoción de los destinos, en la generación de divisas), su conformación, impacto e influencia abarcan muchos más sectores como el educativo, científico, económico y cultural.

Por lo tanto, ante la desaparición del Consejo de Promoción Turística de
México (que era quien apoyaba más abierta y generosamente a esta actividad), se abre la oportunidad para los líderes de este pujante sector de ir buscando interlocución en otras dependencias y organismos en los Gobiernos Federal, estatales y municipales.

Los destinos de México tendrán que enfocar mucho más certeramente sus baterías promocionales hacia
grupos de turistas más rentables en términos de estadía y gasto promedio, ante la eliminación de los programas cooperativos y subsidios en herramientas de difusión y plataformas comerciales (ferias especializadas).

Sin duda, el índice de costo/beneficio del mercado de reuniones resulta muy favorecedor para los organismos de promoción de destinos porque para atraer eventos se requieren acciones precisas de investigación de mercados, caravanas promocionales, atención a visitas de inspección y participación en plataformas comerciales (tiros de precisión) y no publicidad masiva (escopetazos) pues ésta no juega un
papel importante para influir en la decisión de organizadores.

Por lo anterior, el gasto promocional es proporcionalmente menor al requerido para la atracción de turistas de placer.

Seguir equipándonos y profesionalizándonos: Todas las organizaciones de la industria, representadas por su cúpula que es el COMIR (Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones), sin excepción, destinan una buena cantidad de sus esfuerzos en la capacitación, profesionalización y certificación de capacidades de sus
integrantes.

Esta obsesión por la mejora continua se vuelve una ventaja competitiva con otros sectores, lo que hace que se generen relaciones de confianza más sólidos y duraderos con los actores de la demanda.

Por otro lado, si sumamos a esa circunstancia el equipamiento que los destinos de México ya tienen en
recintos, hoteles con infraestructura para reuniones y operadores especializados, será muy fácil posicionarnos tanto en los mercados nacional e internacional, como hacia adentro de la comunidad receptora.

No me cabe duda que México tiene todo para convertirse y mantenerse como uno de los líderes globales de la industria de reuniones.

Las circunstancias, aunque retadoras nos están dando la pauta.

Las reuniones en los destinos SI generan divisas, empleos y producen cuartos noche, pero más importante aún a través de las reuniones se importa conocimiento, se realizan actividades de responsabilidad social, se atrae talento y se mejora la reputación académica, científica, económica y turística del país.

Eduardo Chaillo CMP, CMM, CASE