Pedras Salgadas, en Vidago Portugal, mas cerca de la naturaleza? Imposible

México Extraordinario 24 Septiembre 2017
Armando de la Garza

A solo una hora de Oporto en Portugal, se encuentra la ciudad de Vidago, ahí está ubicado uno de los parques naturales, Hotel & Spa más impresionantes del mundo.
IMG-20170925-WA0013

Más cerca de la naturaleza y el bienestar es imposible, ideal para visitar desde cualquier parte del mundo, ya sea con la familia o porque no! con tu pareja.
IMG-20170925-WA0007

En lo particular, tuve la oportunidad de disfrutar de su circuito termal, apoyado por profesionales de alto nivel y degustar una de las mejores gastronomías en Europea, créanme una verdadera experiencia.

En Piedras Saladas, las características impares de las aguas fueron descubiertas temprano por los locales, que las utilizaban en el alivio de las maleitas que los afligían en el día a día. En el s. XIX, el agua de Piedras Saladas sobrepasa las fronteras de sus fuentes, atrayendo, el interés de todos aquellos que sufrían de los males del aparato digestivo.
IMG-20170925-WA0011

El valor saludable de esta agua es premiado en 1873 en la Exposición Internacional de Viena de Austria, lo que da un gran impulso a la construcción de un balneario termal. En el año 1875 se formó una compañía para la exploración de las aguas, con origen en una propuesta de un médico de Vila Real, el Dr. Enrique Ferreira Botelho. En 1879, seis años después del primer gran reconocimiento, las Termas de Piedras Salgadas abren al público, recibiendo sucesivamente a las más célebres personalidades portuguesas de la época.

En el año 1884, en el sur de la ciudad de Río de Janeiro, en el sur de la ciudad de Río de Janeiro.

El año 1884 es todavía marcado por la visita real de D. Fernando a las Piedras Saladas. En homenaje al rey consorte la naciente del río pasa a denominarse D. Fernando.
IMG-20170925-WA0012

La comodidad de los complejos turísticos y la confirmación de las benesses de las aguas de Piedras Salgadas llevaron a la construcción de tres hoteles dentro del parque: el Hotel Avelames, el Grande Hotel y el Hotel del Norte.

En 1906, el rey D. Carlos se instaló en Piedras Salgadas para tratamiento de aguas. Al año siguiente, la zona conoce el verdadero impulso para su divulgación con la llegada de la línea de ferrocarril del Corgo a las Piedras Saladas.

El Casino de las Termas se inaugura en 1910 con, salón de fiesta y encuentro, donde aunque ilegal el juego era práctica común.
En la época, se discutía la concesión del “Juego de Azar” en estaciones balneares en la Cámara de Diputados republicana. Nunca llegó a ser aprobada por pruritos y querellas morales republicanas.

Durante décadas las termas de Piedras Salgadas fueron el lugar de visita de miles de personas.

A partir de la década de 1990, su historia es similar a los otros grupos de manantiales explotados por esta empresa, siendo transaccionada entre los grupos Sousa Cintra, Jerónimo Martins y finalmente Unicer (en 2002).

Es en 2009 que renace el Spa Termal de Pedras Salgadas, un ejemplar clásico de la arquitectura portuguesa, ahora modernizado por la maestría de Siza Vieira.

La implementación de las primeras Eco Houses, cuya autoría estuvo a cargo del Arq. Luís Rebelo de Andrade, confiere al Parque de Pedras Salgadas la innovación y modernidad, reflejo de la evolución arquitectónica propia de la era actual.

En el año 2012, surge un nuevo conjunto turístico de 4 estrellas, de su nombre “Piedras Salgadas spa & nature park”.